La Cañada de Benatanduz

El municipio de La Cañada de Benatanduz a 1.422 metros sobre el nivel del mar posee uno de los entornos más espectaculares de todo Aragón. La localidad se alza en el grandioso paisaje de los desfiladeros calizos del río Cañada, que desde este punto continúa profundamente encañonado hacia Villarluengo, para más tarde unir sus aguas a las del Pitarque y el Guadalope. Esta localidad, situada a 100 kilómetros de Teruel y emplazada en el corazón del Parque Cultural del Maestrazgo, ocupa el punto más alto de toda la comarca. 

La Cañada de Benatanduz

 

Breve recorrido por la historia de La Cañada de Benatanduz

La Cañada de Benatanduz fue una de las primeras posesiones del Alto Maestrazgo que pasó a manos de la Orden del Temple. De este hecho deja constancia la completa carta de repoblación del año 1197. Este territorio cobró protagonismo durante las Guerras Carlistas cuando las partidas carlistas asolaban el territorio durante el último tercio del siglo XIX. Décadas después el municipio sufrirá los estragos provocados por la Guerra Civil Española y a partir de mediados del siglo XX comenzará un grave proceso despoblador.

En la actualidad La Cañada de Benatanduz cuenta con unos 50 habitantes cuya actividad económica básica es la agricultura acompañada de la ganadería. Entre los cultivos más destacados de carácter cerealista están el trigo o la cebada. Asimismo destaca su producción ganadera de ternasco de Aragón de calidad o la del exquisito jamón con Denominación de Origen Jamón de Teruel.

 

Paisaje urbano de interés turístico

 El pueblo queda estructurado en tres barrios situados a ambos lados de la carretera, estos son el de Monjuí, el de San Cristóbal y el de La Magdalena. Estas denominaciones derivan de las ermitas que se levantan en las cercanías de estos barrios.

Del barrio de Monjuí situado en uno de los extremos de la formación calcárea destaca la Plaza Mayor. En ella se sitúan los edificios de la iglesia parroquial románica del siglo XIII, de la que sólo se conserva parte de la bóveda y de la cabecera; y el ayuntamiento construido en el siglo XVII, dividido en dos cuerpos, uno de ellos de decoración plateresca. En la parte baja, que se abre al exterior a través de tres grandes arcadas, se sitúa la antigua lonja.

Panoráica del barrio de Monjuí en La Cañada de Benatanduz

 

Al otro lado del desfiladero localizamos el barrio de La Magdalena conformado por un conjunto de viviendas de expresiva arquitectura popular. De esta zona de la localidad podemos destacar diversos edificios. Uno de ellos es la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción construida en mampostería y cantería y dividida en tres naves. La nave central se cubre con bóveda de cañón con lunetos, por otro lado las naves laterales quedan cubiertas con cúpulas elípticas. A los pies de la iglesia se sitúa la zona del coro con una balconada de madera. La torre-campanario de la iglesia se eleva dividida en tres cuerpos octogonales, el central abierto con ocho vanos de medio punto. La fachada del edificio se levanta en sillería y al mismo se accede a través de una portada en arco de medio punto. La Ermita de Sta. María Magdalena (que da nombre al barrio) es otro edificio singular construido en mampostería y dispuesta en una sola nave dividida en tres tramos cubierta con bóveda de cañón y lunetos. A la ermita se accede a través de un atrio con tres arcos.

El edificio del Ayuntamiento de planta rectangular alberga en su parte inferior un trinquete o lonja que se abre al exterior a través de tres vanos desiguales de medio punto. La construcción está realizada en mampostería.

Trinquete de La Cañada de Benatanduz

 

Junto al ayuntamiento se sitúa el edifico del Hospital de los Pobres del siglo XVI donde se atendía a pobres y vagabundos. Arquitectónicamente destaca la lonja de la parte inferior del edificio decorada con arcos de medio punto o la sala de la planta central que posee sendas ventanas con alfeizar moldurado. Dentro de la localidad también podemos admirar los restos de la antigua muralla o el edifico del Horno de una única planta rectangular a la que se accede por un arco de medio punto.
 

Ayuntamiento y Hospital de los Pobres de La Cañada de Benatanduz

 

Turismo natural en La Cañada de Benatanduz

La Cañada de Benatanduz posee una rica diversidad vegetal. Presenta grandes extensiones de terreno que en antaño fueron cultivadas y que en la actualidad, a causa de la despoblación, están ocupados por matorrales de sustitución como el tomillo o la aliaga. La vegetación de la zona responde a la variedad paisajística. En la zona de solana predominan zonas boscosas habitadas por carrascas, bojes, avellanos, tejos o arces. En las zonas de umbría formaciones de rebollo o sotobosque de boj. Las zonas más húmedas albergan chopos, carrascas, madreselvas y sauces. Por último en las regiones más rocosas predomina el boj. En las zonas más húmedas, cuando la climatología acompaña se pueden recolectar rebollones (lactarius deliciosus), una actividad que atrae a numerosos visitantes hasta la localidad.

Rebollones (lactarius deliciosus) de la zona



El entorno natural de La Cañada está declarado Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) algo que lo hace ideal para los aficionados a la ornitología. Entre las especies de aves más destacadas que habitan el territorio y que se pueden divisar están el águila perdicera, el águila real, el águila culebrera, el alimoche, el buitre común, el halcón peregrino, la chova piquirroja o la curruca. Algunas de estas aves anidan en los abrigos que la erosión fluvial del río Guadalope provoca en el terreno.

El halcón peregrino (Falco Peregrinus) es una de las especies que pueden divisarse en las proximidades de La Cañada

 

La zona de La Cañada también presenta propuestas para aquellas personas que deseen realizar actividades relacionadas con la pesca o la caza. Objeto de esta última es la cabra montesa. En cuanto a la pesca destaca la trucha, la madrilla o el cangrejo de río.

Si lo que prefiere el visitante es practicar el senderismo puede recorrer parte de la ruta senderista de Gran Recorrido (GR-8) a su paso por la provincia de Teruel y que atraviesa la localidad y que conduce hacia Fortanete o hacia Pitarque. La ruta que parte de La Cañada hacia Fortanete discurre a lo largo de escasos 9 kilómetros. El punto más alto de la misma se sitúa a 1.775 metros en el vértice de Capellanía. A lo largo del recorrido se obtienen bonitas panorámicas de La Cañada y se atraviesan bosques de pinos y bojes.

La ruta hacia Pitarque recorre unos 13 kilómetros, la altitud máxima del recorrido senderista es de 1.587 metros, mientras que la mínima es de 969 metros. Los puntos de mayor interés de la ruta son la visita a la ermita de la Virgen de la Peña de Pitarque de planta rectangular y construida en mampostería fruto del paso de los caballeros hospitalarios por estas tierras; y el nacimiento del río Pitarque que requiere un pequeño desvío de la ruta G-8. La ruta senderista que conduce al nacimiento del río Pitarque de apenas dos horas de duración entre la ida y la vuelva merece la pena por sus bellos paisajes. El recorrido transcurre paralelo al río y durante el camino podremos observar las bellas cascadas que conforma el río y formaciones vegetales de ribera como tilos, fresnos y arces; además podremos admirar el vuelo de águilas y buitres.

Espectacular vista del nacimiento del río Pitarque

 

Asimismo la Muela Monchen cercana a la localidad constituye uno de los paisajes más interesantes del Maestrazgo por lo que se recomienda una visita a la misma bien a pie o en bicicleta de montaña.

La muela de Monchen cercana a la localidad de La Cañada de Benatanduz

 

Para los amantes de la espeleología tienen la posibilidad de visitar la cueva de sima de Malburgo situada entre La Cañada y la localidad de Fortanete interesante por sus formaciones calizas. Asimismo en esta última localidad las posibilidades de realizar actividades de espeleología se multiplican. En Fortanete podemos acceder a diferentes cavidades como la Boca Negra, la Sima de San Víctor o la sima de la Cija. La Boca Negra (Z1) se sitúa a unos 10 kilómetros de Fortanete y es recomendable visitarla fuera de épocas de deshielo o lluvias ya que se encuentra inundada. La cavidad emerge al exterior en un estrato de 2,5 metros de espesor y 30º de desnivel. En ella encontramos siete bocas, sin embargo cinco de ellas son impracticables. La espeleometría de la misma, sitúa el recorrido en 600 metros. La sima de San Víctor también situada a pocos kilómetros de Fortanete posee un desarrollo de 315 metros con un desnivel 35 (-29/+6). La sima de la Cija, de 113 metros, se sitúa entre Fortanete y La Cañada y en su interior muestra grandes galerías con formaciones de estalactitas, estalagmitas o columnas.

La sima de la Cija en Fortanete merece una visita obligada si se es aficionado a la espeleología

 

Para los aficionados al ciclismo de montaña pueden iniciar la subida al Puerto de Cuarto Pelado desde la localidad de Villarluengo. El recorrido en bici supone unos 26 kilómetros de distancia con una pendiente máxima del 10 %. El asfalto de este tramo está en buen estado; a lo largo del camino pueden observarse bellas vistas de los campos de cultivo que pueblan esta zona del Maestrazgo, así como de un pinar que cuenta con unos veinticinco ejemplares de pino silvestre cuyas alturas varían entre los 12 y los 15 metros.
 

 

Localidades vecinas de interés turístico

Por carretera, a unos 16 kilómetros de La Cañada llegamos a la ya nombrada localidad de Fortanete. Esta pequeña villa rural con encanto de carácter serrano alberga en su interior verdaderas joyas arquitectónicas. Destaca la casa de los Duques de Medinacelli del siglo XVI con un magnífico balcón de estilo renacentista y un bello alero de madera que remata el edificio. También podemos visitar la iglesia parroquial del siglo XVII, el edifico renacentista del Ayuntamiento del siglo XVI, los restos del llamado Castillo del Cid o atravesar su puente de estilo medieval. En las proximidades del municipio se localizan alturas por encima de los 1.800 metros algo que lo hace ideal para practicar deportes de riesgo como la escalada, el barranquismo y el parapente.

Iglesia de Fortanete

Puente de Fortanete

 

Pitarque a 21 kilómetros es otra localidad a la que podemos acercarnos si estamos descansando en La Cañada. De su arquitectura destaca la iglesia parroquial neoclásica de Santa María la Mayor construida en el siglo XIX. Sin embargo, el mayor atractivo de Pitarque no son sus monumentos arquitectónicos sino los naturales. Uno de los más importantes es el nacimiento del río Pitarque al que hemos hecho referencia anteriormente.

Entre Pitarque y La Cañada de Benatanduz a 13 kilómetros de esta se sitúa Villarluengo. Recomendamos visitar la plaza mayor de la localidad que alberga el edifico renacentista del Ayuntamiento en cuyo interior se localiza el Centro de Interpretación de la Naturaleza; o la iglesia de Ntra. Señora de la Asunción de estilo neoclásico. Visita obligada cuando pasemos por Villarluengo son los Órganos de Montoro, una impresionante formación de tipo calcárea ideal para los escaladores.

Los Órganos de Montoro

 

También podemos acercarnos hasta la localidad de Cantavieja, cabecera de comarca, situada en lo alto de un cerro, y pasear por sus tranquilas calles admirando su centro urbano que está declarado como Conjunto Histórico Artístico y su paisaje natural.

Espectacular paisaje de Cantavieja

Por último destacar la localidad de Mirambel a unos 32 kilómetros de La Cañada de Bentanduz. Mirambel posee uno de los conjuntos arquitectónicos más bonitos e importante de todo Aragón, así lo atestigua la medalla de oro que recibió por los trabajos de restauración y además está declarada como BIC (Bien de Interés Cultural). Podremos visitar el edificio del Ayuntamiento de comienzos del siglo XVII, la iglesia de Sta. Margarita, el convento de las monjas Agustinas, o los restos de su castillo del siglo XIII y su muralla.

 

Festividades destacadas


En Enero la localidad celebra el día de San Antonio con la quema de una gran hoguera en la plaza. Para San Juan, el 24 de Junio se celebran las fiestas patronales con diversos actos donde destaca la plantada de un pino en la plaza que es subastado para sufragar los gastos de la fiesta y una comida popular con cordero como plato principal. En agosto, concretamente el 15 se celebran las fiestas mayores en las que el toro embolado es protagonista indispensable. Por último, el 12 de octubre se celebra el día de la Virgen del Pilar el 12 de Octubre con una misa y una procesión que recorre el municipio.


Como hemos visto La Cañada de Benatanduz es un pueblo con encanto; la villa y su entorno ofrecen un paraje con aires rurales perfecto para descansar y conocer de cerca el Maestrazgo.
 

Alojamiento

Vivienda de turismo rural (habitaciones)

  • Casa Jarque

Categoría básica
Barrio de San Cristóbal, 54
Tel.-978 77 30 53

  • Complejo turístico del Ayuntamiento (Casa Rural)
  • La Vega (Pensión)

Tel.-978 773 079
Fax: 978773075
E-mail: msrlavega@hotmail.com
Barrio Magdalena - 44559