La Cerollera

Enmarcada dentro del Sistema Ibérico, concretamente en el interfluvio del río Guadalope con el Matarraña se sitúa la localidad de La Cerollera donde en 2008 se contaban 125 habitantes. Este municipio, cuyos orígenes se remontan a la prehistoria como lo atestiguan los hallazgos de herramientas de sílex en los “Vilarets”, se sitúa al noreste de la provincia turolense, concretamente en la Comarca del Bajo Aragón, a 155 kilómetros de Teruel y a 161 de la ciudad de Zaragoza.

Vista de las casas y la iglesia de La Cerollera

 

Paisaje urbano de interés turístico

El casco urbano de La Cerollera, situado al sur de la sierra de los Puntales, es similar al de localidades vecinas. Las viviendas de tipo rural, con fachadas de piedra o revocadas en color añil se disponen en torno a la plaza Mayor de forma alargada donde se sitúan los edificios más representativos: la iglesia de Nuestra Señora de los Desamparados y la Casa Consistorial.

La iglesia de Nuestra Señora de los Desamparados es uno de los edificios patrimoniales más importantes de la localidad. Es un edificio elevado en la primera mitad del siglo XVIII, de estilo barroco, al igual que la mayoría de iglesias del Bajo Aragón. Se estructura en torno a tres naves de similar altura separadas por airosos pilares dobles, la nave central está cubierta con bóveda de cañón y lunetos, las laterales con bóveda de arista. El crucero se cubre con cúpula apoyada en pechinas y destacan su decoración pictórica fechada en 1779. La fachada está destacada con un hastial mixtilíneo. El edificio se completa con una torre que se sitúa a sus pies, la parte inferior está realizada en piedra mientras que las partes superiores están rematadas con ladrillo.

Iglesia de Nuestra Señora de los Desamparados de La Cerollera (Teruel)

 

En lo alto del cerro de San Cristóbal se sitúa una ermita con similar nombre. Es otra de las construcciones representativas del pueblo. La edificación está datada en el siglo XVII y está construida en mampostería, organizada en torno a una sola nave recubierta con bóveda de cañón con lunetos. En la fachada de forma triangular se destaca una espadaña con vano abierto de donde pende una campana. En los alrededores de esta ermita tiene lugar una comida popular que pone cierre a las fiestas mayores de la localidad en honor a la Virgen de los Remedios el tercer fin de semana de Agosto.

Hermosa vista de la ermita de San Cristóbal

 

La Cerollera no sólo posee un interesante patrimonio arquitectónico de tipo religioso sino también civil. Así lo atestigua su bello Ayuntamiento construido en sillería y mampostería. Del mismo, destaca la lonja situada en la parte inferior con dos grandes arcos de medio punto que definen la fachada principal; una de estas arcadas da paso a la antigua cárcel que en la actualidad ha sido restaurada.

Paisaje nevado de la Casa Consistoria y la lonja de La Cerollera

 

Asimismo, La Cerollera cuenta entre sus calles con dos imponentes casas-palacio de época renacentista. Uno de ellos es la casa-palacio del Marqués de Santa Coloma datada en el siglo XVI, situada en la calle Ráfec; el otro es la casa-palacio del Marqués de Monroyo. Ambos edificios siguen los esquemas constructivos del Renacimiento: galería de pequeñas arcadas en la parte superior del edificio rematadas con un alerón volado de madera e hilera doble de canecillos. Si continuamos en la misma calle de Ráfec podremos admirar otros edificios elevados en mampostería y cantería con balcones de reja y señoriales escudos familiares adornando las fachadas. Algunos ejemplos son la Casa Marcelino, Casa Peris o Mas de la Parra. Otro edificio significativo es la Casa Pallarés de los siglos XVII-XVIII, en la que destaca su imponente alerón de madera y su larga balconada, la más grande de toda la comarca bajoaragonesa.

Por último no debemos dejar de visitar el antiguo horno del siglo XIX, denominado “Horno Nuevo” situado en la calle que recibe su mismo nombre y que en la actualidad se emplea como edificio multiusos; o dar un paseo hasta su antigua nevera.

Fachada de la casa-palacio del Marqués de Santa Coloma en La Cerollera

Casa Pallarés con la balconada más extensa de la comarca bajoaragonesa

 

Turismo natural en La Cerollera

La proximidad de la Cerollera al río Mezquín abre las posibilidades turísticas de la zona, sobre todo para los aficionados al senderismo y la naturaleza. La Mancomunidad del Mezquín posee una red de cuatro senderos de pequeño recorrido organizados en torno a la cuenca del río. Uno de ellos atraviesa la localidad de La Cerollera, es la ruta senderista de pequeño recorrido PR-TE 11 que inicia su recorrido en el municipio de Belmonte de San José y finaliza en Monroyo. La distancia de la ruta es de 13,5 kilómetros y la dificultad es media. A lo largo de este paseo senderista podemos visitar la Balseta de la Fonteta del Gil que es un estrechamiento del barranco denominado de Cebollera. Otro punto de interés en la ruta es la ermita de la Virgen de la Consolación datada originariamente en el siglo XIV pero remodelada en el siglo XVIII siguiendo un estilo barroco.

Vistas de Belmonte de San José desde donde se inicia el recorrido senderista de pequeño recorrido PR-TE 11

 

Al finalizar el recorrido, esta ruta senderista PR-TE 11 enlaza con la ruta de Gran Recorrido GR-8 a su paso por Teruel que recorre los Puertos de Beceite, la comarca del Maestrazgo y la de Gúdar Javalambre. Durante este trayecto el senderista atraviesa el suroeste de la provincia de Teruel descubriendo hermosos paisajes de quebradas serranías, densos pinares, barrancos y nacimientos de ríos.

Si lo que queremos es realizar rutas senderistas más cortas y aptas para realizar turismo rural con niños podremos realizar los siguientes recorridos:

  • Ruta que parte desde la ermita de San Cristóbal, atraviesa la Solana de la Torreta desde donde se obtienen una preciosas vistas del Maestrazgo y se visita la Cova del Molí. Finalmente se regresa a La Cerollera a través de la carretera que conecta esta localidad con la Cañada de Verich. Esta ruta senderista tiene una duración de 45 minutos aproximadamente.
  • Ruta de las neveras: Este recorrido discurre por la ermita de San Cristóbal, la Balsa de Cantagallos, el Pas de la Nevereta, el Mas de Cauvet, el Mas de la Parra hasta llegar a la Cerollera. Los paisajes que se aprecian son muy diferenciados, desde la abierta solana que permite divisar amplio territorio hasta frondosos bosques de pinos. El punto más elevado de la ruta se sitúa en 959 metros de altitud en la Llobatera.
  •  Ruta de las fuentes: Durante la mayor parte del trayecto el excursionista camina entre pinares. Los puntos de mayor interés que se recorren son la Fuente de Mont-Roig, el Mas de Topiné, la Fuente del Mas de la Parra y la Fuente de Baix. La Ruta finaliza nuevamente en la localidad de La Cerollera.

 

Localidades vecinas de interés turístico

En toda la contornada de La Cerollera existen localidades rurales de interés para visitar. A tan solo 5 kilómetros de distancia de La Cerollera nos encontramos con La Cañada de Verich. De esta pequeña localidad destaca la iglesia parroquial de San Blas en cuya decoración muestra elementos de arte gótico, la ermita barroca de El Pilar del siglo XVIII o su interesante nevera datada antes de 1784 que forma parte de la ruta “Las bóvedas del frío” puesta en marcha en el Bajo Aragón con la intención de rehabilitar varias neveras de importante interés cultural y etnológico.

Paisaje rural de La Cañada de Verich

 

Si nos alejamos un poco mas de La Cerollera a unos 10 kilómetros nos adentramos en la comarca del Matarraña donde se localiza el municipio de Monroyo salpicado de bellos rincones. Entre sus edificios más destacados podemos destacar la iglesia de la Asunción edificada sobre una antigua construcción del siglo XIII de la cual destaca la pila bautismal románica que todavía conserva. Además Monroyo posee varias casa de carácter palaciego y señorial muy interesantes.

Arco de la localidad turolense de Monroyo

 

Ráfales es otra localidad interesante cercana a La Cerollera situada en la comarca del Matarraña (12 kilómetros aproximadamente). Además de una destacada arquitectura civil y religiosa de los siglos XV al XVIII podemos destacar el Museo del Aceite situado en un antiguo molino restaurado y que muestra al visitante el proceso de elaboración del aceite de oliva de la zona, un producto de gran importancia económica en toda la zona del Bajo Aragón y vecinas. Tanto en Monroyo como en Ráfales cada año se realiza una feria de origen medieval en el mes de noviembre ¬¬¬ que da muestra de los productos artesanales de la zona.

Acceso al Ayuntamiento de Ráfales

 

No podemos dejar de reseñar dos localidades con gran encanto, ambas cabeceras de comarca que, aunque situadas a mayor distancia (30 kilómetros) merece la pena desplazarse hasta allí. Estamos hablando de Valderrobres y Alcañiz.

La primera de ellas es una localidad situada a orillas del río Matarraña y que cuenta entre su patrimonio con su castillo de origen musulmán declarado monumento nacional, y su templo de Santa María la Mayor de arte gótico levantino del siglo XIV-XV categorizado como Monumento Histórico.

Vista del puente de acceso a Valderrobres y su castillo coronando el municipio

 

Por otro lado, Alcañiz actúa como centro económico, cultural y de servicios de la comarca del Bajo Aragón. Situada en el meandro que conforma el río Guadalope al rodear el cerro de Pui-Pinos. Esta ciudad, de importante tradición histórica cuenta con numerosos edificios de carácter monumental, la mayoría de influencia barroca. La Iglesia de Santa María la Mayor reformada en el siglo XVIII, el edificio del Ayuntamiento y la lonja del siglo XVI situadas en la plaza principal de la localidad siguiendo esquemas constructivos clasicistas, el palacio de los comendadores situado en la parte sur del castillo, y por supuesto su castillo iniciado en el siglo XII y que fue sede de la encomienda mayor de la Orden de Calatrava en la corona aragonesa. Como reclamo turístico de primer orden de la ciudad está el circuito de carreras Motorland Aragón donde se desarrollan actividades relacionadas con el motor durante todo el año. Posee un circuito de karting, uno de tierra y otro de velocidad.

Ciudad del motor de Aragón (Motorland) situado cercano a la localidad de Alcañiz en el bajoaragón turolense

 

Si el viajero dispone de más tiempo, puede desplazarse unos 45 kilómetros desde La Cerollera para llegar a la localidad de Molinos. El gran reclamo turístico de esta localidad son las Cuevas de Cristal. Estas cuevas son unas grutas kársticas de excepcional belleza. A las mismas se accede a través de un camino señalizado desde la misma localidad.

Para finalizar nuestro viaje planteamos la visita a los Puertos de Beceite, una espectacular formación montañosa enclavada entre las comunidades de Aragón, Valencia y Cataluña. Los Puertos presentan una rica vegetación arbórea entre las que destacan diferentes variedades de pinos, álamos robles y encinas. Asimismo, habita una gran variedad animal: tejones, aves de rapiña, nutrias, águilas y buitres ocupan estas tierras. Los Puertos de Beceite presentan la mayor población de cabra hispánica de la Península Ibérica, además hay notable presencia de jabalíes, piezas muy solicitadas para la caza mayor. Existen varias rutas que recorren el macizo tanto a pie como en bici para los aficionados a la bicicleta de montaña.
 

Cabra hispánica (Capra Pyrenaica) en los Puertos de Beceite

 

Festividades destacadas

En enero se celebra la festividad de San Antón momento en que se encienden las hogueras en honor al santo. En Semana Santa tocan un instrumento denominado “rodets” similar a las carracas. Las fiestas mayores tienen lugar el tercer fin de semana de agosto en honor a Ntra. Señora de la Asunción.

La Cerollera es una localidad perfecta para alojarse y realizar turismo rural. El visitante que acude a esta localidad podrá disfrutar de una localidad con encanto y con un medio natural privilegiado. Podrá recorrer sus sosegadas calles con rincones seductores que evocan el pasado del municipio y asimismo podrá realizar excursiones en los alrededores que le permitirán ponerse en contacto con la naturaleza del lugar.


Alojamiento

  • Hostal La Cerollera

Pza. de la Iglesia, 6
Tel.-978 85 60 36

  • Vivienda de turismo rural Casa Lombarte

Categoría básica C/ Rafec, 2
Tel.-978 856 077 / 699 108 084