Olba

Si no situamos en la parte sur-oriental de la comarca de Gúdar-Javalambre, a unos 57 kilómetros de la capital turolense, junto a la salida del río Mijares nos encontramos con la localidad de Olba. Este pueblo posee el término municipal mas pequeño de toda la comarca, concretamente se extiende a lo largo de 21 km2, a pesar de ello, Olba ofrece al visitante un original paisaje rural como pocos dentro de la provincia de Teruel.

Paisaje urbano de la localidad de Olba en la comarca de Gúdar-Javalambre

Paisaje urbano de interés turístico

Algo que hace especial a esta localidad dentro del ámbito turolense, es su peculiar conjunto urbanístico, conformado por varias aldeas de caseríos que quedan dentro de su término municipal y que curiosamente toman el nombre de las familias que residieron en ellas, estas son: La Cierva, La Tosca, Las Ventas Nuevas, Los Artiga, Los Dines o Ibánez Bajos, Los García, Los Giles, Los Ibánez Altos, Los Lucas, Los Moyas, Los Pertegaces, Los Ramones, Los Tarragones, Los Tarrasones, Los Villagrasas y Los Villanueva.

El núcleo urbano de la localidad sigue los esquemas de la arquitectura popular de la zona con un abigarrado de casas que combinan fachadas de yeso blanco, con el ladrillo estilo mudéjar, la piedra o el adobe, y se disponen en torno al edificio más destacado del municipio situado en el centro del mismo y que el visitante no debe dejar de visitar: su iglesia parroquial.

La iglesia parroquial de Santa Catalina construida en mampostería es uno de los pocos ejemplos que posee la comarca de Gúdar-Javalambre de iglesia de planta jesuítica. La nave central está cubierta con bóveda de cañón con lunetos curvos y a ambos lados se extienden las naves laterales cubiertas con bóvedas vaídas, donde se disponen una serie de capillas-hornacinas entre los contrafuertes comunicadas entre sí. La construcción queda rematada por un crucero cubierto con cúpula y una cabecera semicircular. El interior fue decorado con pinturas durante el último tercio del siglo XIX; y la cornisa que marca el arranque del cuerpo de bóvedas está decorada con dentellones. La portada es sigue un estilo neoclásico, con pilastras estriadas y entablamento clásico. Por último la torre, situada a los pies del edificio, está conformada por dos cuerpos de mampostería. Una curiosidad de esta iglesia es que en ella está enterrado por petición propia el cuerpo de D. Francisco Tadeo Calomarde, quien fuese ministro de Gracia y Justicia del rey Fernando VII.

Iglesia mayor de la localidad de Olba

 

El edificio que ocupa la Casa Consistorial de Olba es otro de los edificios que el visitante no debe pasar por alto cuando acuda a esta localidad. Es un edificio que sigue esquemas constructivos populares y fue levantado en el siglo XVII con mampostería y sillería. Destaca la fachada del edificio en enfoscado blanco y balcón corrido central con moldura de medio cañón, así como la lonja situada en la planta inferior. Este espacio se abre en el edificio mediante cuatro arcos de medio punto que descansan sobre pilares de piedra La existencia de lonjas es una característica típica en el conjunto de ayuntamientos de la comarca de Gúdar-Javalambre.

A tan solo un kilómetro del centro del pueblo encontramos la ermita de San Roque que es otra de las construcciones de carácter artístico y cultural que Olba posee como parte de su patrimonio. Es una edificación de carácter popular realizada en mampostería y sillería presente en esquinas, ventanas y portada; así como ladrillo y teja presente en las cornisas y techumbre a cuatro aguas. En el interior encontramos una nave cubierta con bóveda de arista, mientras que el presbiterio está cubierto con bóveda de medio cañón. La ermita fue elevada en el año 1724 (tal como afirma el epígrafe grabado en la clave del arco de medio punto de la portada) como muestra de la devoción popular de los antiguos olbenses a su patrón, en cuyo honor se celebran las fiestas del 13 al 19 de agosto. Otro edificio representativo del arte religioso de la localidad es la ermita elevada en honor a San Pedro. Hasta allí, cada 29 de Abril acuden los lugareños en romería para venerar al santo.
 

Portada de acceso a la ermita de San Roque de Olba



Otro lugar de interés en Olba es el molino harinero edificado hacia el año 1630 y que fue restaurado recientemente para convertirse en albergue rural. Por último deberíamos destacar el puente que transcurre sobre el río Mijares y que une la localidad de Olba con los barrios de Los Moyas, Los Tarragones y los Tarrasones. Este viaducto fue construido a finales del siglo XIX con material calizo y es una zona agradable para dar paseos tranquilos y respirar aire puro. 
 

Puentes de Olba

Turismo natural en Olba

Olba no sólo posee un interesante patrimonio arquitectónico sino que también posee un excepcional paisaje natural diseñado por el paso del río Mijares que conforma un profundo y estrecho cañón abierto hacia el este y encajado unos 400 metros sobre los relieves planos que rodean la localidad. La situación de la localidad a 659 metros con respecto al nivel de mar y su cercanía con la provincia de Castellón se traduce en la llegada de influencias climáticas de rasgos mediterráneos. Esto ayuda el municipio de Olba, situado en la vega del Mijares, posea un microclima más cálido que le permita el cultivo de variados frutales y hortalizas como el manzano o la higuera. La horticultura junto con la ganadería y la agricultura constituyen los recursos tradicionales de la zona. Con los excelentes productos animales y vegetales que les proporciona su medio elaboran sabrosos platos como las gachas, el “revoltijo de setas”, las habas con caracoles o la deliciosa trucha (salmo trutta) del Mijares que se prepara ahumada y tiene fama en toda la zona. 

Este paisaje hortofrutícola se completa con la existencia de frondosos y silenciosos bosques de sabinas, pinos, arces, rebollos y carrascales ideales para los aficionados a la micología; así como con los bosques de ribera que acompañan al río Mijares en su serpenteante recorrido.

Si queremos pasar unos agradables días en Olba, el entorno nos ofrece actividades turísticas para todos los gustos.

Para los amantes de las actividades en la naturaleza el entorno ofrece la posibilidad de realizar rutas de senderismo a lo largo de la red de ecosendas de la zona o bien siguiendo la ruta PRVT-126 que discurre por todo el valle del Mijares.

  • Ecosenda – Estrechos del río Rubielos: Este recorrido senderista conecta Olba con Fuentes de Rubielos. Es un sendero apto para realizar recorridos a pie y ecuestres; transcurre a lo largo de 5,3 kilómetros y tiene una duración aproximada de 2 h 15´. Los puntos de mayor interés de la ruta senderista son la propia localidad de Fuentes de Rubielos y las Peñas de Santa María; asimismo en un punto determinado del recorrido pueden observarse unas preciosas vistas del río Rubielos de Mora y la Masía de Peñablanca. A lo largo del recorrido el excursionista caminará entre especies de pino negro o pino rodeno, asimismo podrá apreciar ejemplares de árboles centenarios como la sabina negra o as carrascas y podrá dejarse deleitar por el canto de aves de la zona como el agateador o el herrerillo capuchino. Todo un espectáculo de naturaleza viva.
  • Ecosenda – San Cristóbal: Es una ruta senderista que recorre 7,1 kilómetros durante 3 horas y 45 minutos. La dificultad es media y puede realizarse a pie, en caballo o en bicicleta (sólo hasta la ermita de San Pedro). A lo largo de este itinerario se recorren puntos de interés como el acueducto de la Fuente de la Salud de Olba, vista general de los barrios de Olba, el caserío de Los Ramones, la Hoya de Ramos desde donde pueden verse unas espectaculares vistas de la sierra de Javalambre, los cortados del Río Mijares, Javalambre, la ermita de San Pedro, el puente de Carlos IV y las Cavas.

Recorrido senderista de pequeño recorrido PRVT-126

 

  • Ruta PRVT-126 a su paso por Rubielos de Mora, Fuente de la Peñuela y Olba: Esta ruta senderista conecta la provincia turolense con Castellón. Este tramo que presentamos parte de Rubielos de Mora y finaliza en Olba; recorre 15 kilómetros y tiene una duración aproximada de 4 horas 10 minutos. Los puntos más interesantes de la ruta senderista son La Carrasca Iserte y el Pino Gujón que son dos árboles de aspecto monumental, el barranco del río Palomarejos, el barranco de la Hoz y por último el río Mijares ya localizado dentro del término de Olba.

El entorno de Olba es idóneo para practicar la escalada. Concretamente el entorno ofrece 22 vías con alturas comprendidas entre los 25 y los 35 metros de dificultades comprendidas entre 6ª y 8ª +. La tirolina por barrancos es otro de los deportes que puede practicarse en la zona. El barranco de Montanejos es perfecto para dicho deporte.

A poco más de 6 kilómetros de Olba, cruzando a la provincia de Castellón se sitúa la población de La Puebla de Arenoso, concretamente en la comarca del Alto Mijares. En esta localidad además de poder visitar interesantes monumentos de tipo arquitectónico podemos visitar el pantano de Puebla Arenoso. Este embalse y su entorno ofrecen un hermoso paisaje natural muy concurrido en época estival por los veraneantes. No obstante es ideal para quienes practica la pesca. El pantano permite la pesca deportiva tanto desde la orilla como desde una embarcación y se pueden obtener capturas de especies como el lucioperca (Sander Lucioperca) o la carpa (Cyprinus Carpio).

Embalse de La Puebla de Arenoso ideal para amantes de la pesca


 

Localidades vecinas de interés turístico

Si lo que prefiere el visitante es visitar espacios de carácter histórico-artístico los alrededores de Olba son perfectos para ello. Tenemos la localidad de Rubielos de Mora que conforma una auténtica joya monumental de la provincia turolense. Rubielos de Mora posee conjunto urbano de gran armonía. Dentro del recinto delimitado por sus murallas alberga sorprendentes edificios como el convento de las Carmelitas, el edificio de la Casa Consistorial, la Iglesia de Sta. María la Mayor o el palacio de Villasegura. En esta localidad se celebra a finales del mes agosto una feria y un festival ambientado en la Edad Media donde se pueden presenciar diversas actividades como teatros o pasacalles. En Rubielos de Mora también podemos visitar Legendark, una de las subsedes del Territorio Dinópolis, concretamente recorremos la Región Ambarina. En este museo se exponen restos animales conservados en ámbar gracias a que en la zona existía uno de los pocos lagos fosilizados del mundo. Así, los animales quedaron atrapados en el lago y fueron cubiertos de resina ayudando a conservarlos hasta la actualidad. El museo ilustra sobre el proceso por el cual los científicos y paleobotánicos reconstruyen la historia de especies desaparecidas a través de los restos localizados.

Vista de la localidad de Rubielos de Mora

En Rubielos de Mora se localiza una de las subsedes de Territorio Dinópolis Teruel

 

Festividades destacadas

El 17 de enero se celebra una hoguera de San Antón. El día 2 de mayo los olbenses efectúan una romería hasta San Pedro. En el Barrio de Los Perteganes, se celebra la festividad San Lorenzo, del 8 al 11 de agosto.
Así pues Olba se configura como una localidad de gran atractivo turístico que pone a disposición del visitante además de un rico patrimonio artístico-cultural, un amplio abanico de actividades para realizar en un entorno rural.
 



Alojamiento

  • Vivienda de turismo rural Casa La Civera

Categoría básica
Barrio La Civera, s/n
Tel.-637 95 16 51 / 636 59 11 59

  • Vivienda de turismo rural (apartamentos) El Pertegaz

Categoría básica
Barrio Los Pertegaces
Tel.-978 781 485 / 690 776 241

  • Vivienda de turismo rural (habitaciones) Casa Flamaronda

Categoría básica
C/ Barrio Los Ramones, 12
Tel.-978 78 14 54

  • La Traviesa

Categoría supeior
Torreros, 17
Tel.-646 83 80 93

  • Albergue La Casa Del Maestro

C/ Cantón, 9
Tel.-978 78 14 20

  • Molino de Olba

Masía del Molino, s/n
Tel.-978 78 14 58